Trabajamos para vivir? O vivimos para trabajar?

// enero 8th, 2014 // PsicoCraniemos

1209889478_f

Que es el trabajo? será  aquello que reza lo que nuestros padres y abuelos nos decían “el que no trabaja no come” y además el movernos intelectual y físicamente con un objetivo muchas veces repetitivo a cambio de un salario? Como podemos observar son más preguntas que respuesta porque día a día más y más personas se enferman por su trabajo y muchas veces con enfermedades ciegas de consumismo con estragos tangibles a corto y  a largo plazo.

Es común para mi leer todos los domingos y lunes las constantes quejas de muchas personas porque sea ese día de la semana, y parece que el lunes es el villano de la película, como que si el tiempo tuviera la culpa de ser, de existir o de pasar… parece que el día lunes es la muchacha fea de la fiesta con el que nadie quiere bailar, y el viernes es la bonita del baile que todos esperan y sueñan.

Entonces me pregunto que es el trabajo, porque no es una actividad que sea gratificante y enriquecedora como la cervecita del viernes por la noche o el Coctelito del día sábado, la salidita a la playa del día domingo? Acaso ese es el ciclo de la vida morir trabajando de lunes a jueves rogando que sea viernes?

Porque no darnos cuenta que la vida es un ciclo completo y que el lunes es igual de maravilloso como el mismo viernes, o mejor aun como cualquiera de los otros días.

Además de esto sucede otro fenómeno, muchas personas forman toda su autoestima (ego) acorde a la plaza o el cargo que ejercen dentro de su lugar de trabajo, el puesto o la plaza les dice que tipo de personas son, les hace sentirse bien o mal y su vida trasciende a través de su trabajo, porque sin este pareciera que no son nada, denotan su miedo al ser capaces de ser quienes son sin títulos o cargos o epitafios antes de morir.

Deberíamos de preguntarnos que parte de la rueda de caballito somos, quien es el dueño del circo romano y quien es el que está arriba de este, preguntarnos porque basamos  nuestra autoestima en algo tan temporal como nuestro cargo, porque no, ser y respetar nuestro ser sin etiquetas ni colores.

Porque Trabajar como esclavos para descansar como muertos, esclavos del trabajo, víctimas de nuestro propio infierno, y justificarnos lamiéndonos nuestra miseria, los fines de semana.

Trabajemos para vivir, disfrutando cada día en nuestra trinchera pero sin ser esclavos de esta, vivamos cada día como una oportunidad de ser, crecer y ganar experiencia, veamos nuestro trabajo como una oportunidad de servir a los demás incluyendo a nuestros compañeros de trabajo, lleguemos y salgamos de nuestro lugar de trabajo con una sonrisa sincera, para con nosotros mismos, cuidemos el dinero que ganamos producto de nuestro tiempo y que al final no es nuestro dinero el que gastamos en cosas muchas veces innecesarias, si no que es parte del tiempo de nuestra vida que invertimos en ganarlo….

 

Cuando lo que haces te apasiona, no sientes que trabajas si no, que creas…

 

Vea este vídeo de 6 minutos de realidad sin decir una palabra: